VICTORIA DE OPOSICION CUBANA: SE APROXIMA EL FIN DE LA DOBLE MONEDA GRACIAS A LAS INICIATIVAS DE LA FLAMUR

Desde el 2006, la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales de Cuba (La FLAMUR) lleva a cabo una campaña exigiendo el fin de la doble moneda en Cuba.  En el 2007 se entregaron 10,738 firmas a la Asamblea Nacional pidiendo un referéndum nacional sobre la existencia de la dualidad monetaria; las firmas se continuaron colectando entregando un total de 41,000 en el 2009.  Al seguir sin respuesta, en el 2012 demandaron a la Fiscalía Nacional exigiendo una respuesta por estas.  Además, juntos con sus hermanos en lucha dentro de la oposición independiente, La FLAMUR convocó más de 400 “plantones” donde activistas exigieron pagar sus transacciones en tiendas oficiales en moneda nacional, la misma de sus salarios estatales, y no en CUC.

fff

Aunque la FLAMUR nunca recibió una respuesta oficial sobre sus exigencias, el reconocimiento por parte del régimen castrista del fallo de tal sistema demuestra que es susceptible a las exigencias que afectan a todo cubano, especialmente cuando en manos de una oposición independiente, transparente,  y firmemente planteado en traer a cabo una transición democrática en la isla.  Esto lo consideramos UNA VICTORIA de la oposición, demostrando el poder de la colaboración y hermandad.

La FLAMUR seguirá luchando hasta que este pregón se haga realidad.  Mientras tanto, La FLAMUR continua defendiendo los derechos económicos de todo cubano (el cual vive con menos de un dólar al día) con su corriente campaña, SUBE Y BAJA, exigiendo que el gobierno cubano, quien determina todo costo y todo salario en la isla que controla SUBA los SALARIOS y BAJE los PRECIOS artificialmente elevados para aumentar su capacidad de colectar divisas por medio de la dualidad monetaria.

“Sube y Baja”. Ahora queda por ver cómo el régimen dictatorial de los Castros implementa estos cambios a la moneda y también cuánto afectarán al cubano de “a pie”, a ese que seguirá recibiendo un salario mínimo que no alcanza para satisfacer todas sus necesidades.

No obstante los activistas de FLAMUR se sienten satisfechos de que el gobierno haya tenido que reconocer las dificultades que entraña para la población cubana la existencia de la doble moneda, teniendo en cuenta que la mayoría de los productos esenciales de aseo, alimentación, vestimenta, se encuentran en las tiendas recaudadoras de divisas, donde se deben adquirir en CUC, una moneda  que no está al alcance de todos. También reafirman que continuarán  la campaña “Con la misma moneda” hasta que la dictadura imponga un salario digno y precios asequibles a los ciudadanos cubanos.

About the Author

Leave A Response